Inicio > Tu salud > Artritis reumatoide > Cómo lidiar con la rigidez matutina
Artritis reumatoideEnfermedades ReumáticasEnvejecimientoEstilo de vidaTu salud

Cómo lidiar con la rigidez matutina

Cómo lidiar con la rigidez matutina

Las personas que experimentan regularmente este síntoma de AR deben encontrar la mejor manera de manejarlo, y puede que no sea el mismo enfoque para cada persona.
La rigidez matutina se considera una característica común de la artritis reumatoide (AR). Hay considerable dolor y rigidez en las articulaciones que interfieren con la función física a medida que se despierta del sueño. Puede afectar la calidad de vida y también está relacionado con la pérdida de trabajo e incapacidad para actividades cotidianas.
Las personas que experimentan regularmente este síntoma de RA deben encontrar la mejor manera de manejarlo, y puede no ser el mismo enfoque para todas las personas. Una ducha caliente con vapor y el calor húmedo de una botella de agua caliente pueden ayudar a A.M.

Síntomas de rigidez y cambios en la percepción.
Los criterios de clasificación de 1987 para la artritis reumatoide del American College of Rheumatology enumeraron “la rigidez matutina en y alrededor de las articulaciones, que dura al menos una hora antes de la mejoría máxima” entre los signos de la afección. Sin embargo, cuando los criterios de clasificación se actualizaron en 2010, no se incluyó la rigidez matutina. Los criterios revisados se centraron en las etapas iniciales de la artritis reumatoide y las características que se asocian definitivamente con la AR. De hecho, aunque la rigidez matutina es una característica común de la AR, no es específica de la AR, es una característica de todos los tipos inflamatorios de artritis.

¿Qué desencadena la rigidez matutina?
La causa exacta de la rigidez matutina es desconocida. Una teoría sugiere que se asocia con el ritmo circadiano cuando se produce la activación nocturna de procesos inflamatorios, así como la elevación de los niveles de ciertas citoquinas proinflamatorias. El ritmo del cortisol puede estar involucrado, ya que el aumento de la inflamación durante la noche puede asociarse con niveles nocturnos bajos de cortisol.

Curiosamente, a pesar de la asociación entre la inflamación y la rigidez matutina, no está relacionada con la progresión radiográfica de la AR, según una investigación publicada en abril de 2015 en Arthritis Research & Therapy.

¿Hay mejores prácticas para la rigidez matutina?
Lo que sabemos con certeza sobre la rigidez matutina: las personas con AR que la experimentan regularmente deben encontrar la mejor manera de manejarla, y lo que funciona para una persona podría no funcionar para todos.
Un pequeño grupo de pacientes con AR ofrecieron sus opiniones y experiencias después de que se hicieran estas preguntas:
¿Has experimentado la rigidez matutina asociada con la AR?
¿Lo experimentas a diario, o solo cuando tienes un brote?
¿Cuánto tiempo dura la rigidez matutina?
¿Qué ayuda a disminuir la rigidez matutina?
¿Le dices a tu médico acerca de tu rigidez matutina, o simplemente la das por sentado?
Este cuestionario ayuda a entender la repercusión que tiene este síntoma en cada paciente y así comprobar el impacto de este aspecto concreto de la Artritis Reumatoide.

Consejo
La conclusión es que cada uno de nosotros debe encontrar lo que funciona mejor para nosotros individualmente para cada síntoma. Adaptarse a cada caso concreto es vital para las enfermedades reumatológicas como la AR.

Levantarse una hora antes, o madrugar un poco, ayuda a disminuir la rigidez matutina antes de que tenga que comenzar el día. Además, hacer ejercicios de calentamiento y elasticidad para mover las articulaciones es esencial.
Además, ha funcionado en muchos pacientes el determinar el mejor cronograma de medicamentos, de modo que cuando sea el momento de despertar, no tengan la necesidad urgente de la próxima dosis. Hay que intentar crear una superposición de la medicación a través del tiempo de su dosificación. Por ejemplo, si por lo general te levantas una vez en la mitad de la noche para ir al baño, considera programar una dosis de medicamento en ese momento.
Evalúa el momento más propicio de tu rutina, ya sea la alarma del despertador, el horario de la medicación, el horario de trabajo o tu primer encargo del día, y haz los ajustes que sea posible.
Habla con tu médico acerca de la rigidez matutina, los medicamentos y cómo cambiar tu rutina si es necesario.

Comments

comments

(Leido 48.853 veces)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *