Inicio > Forma física y belleza > Belleza > ¿Por qué mis ojos están tan secos?
BellezaEstilo de vidaTu salud

¿Por qué mis ojos están tan secos?

Muchas personas padecen la enfermedad del ojo seco, y aunque la prevalencia mundial ha sido históricamente del 5 al 34% de la zoblación, esta cifra en realidad, es mucho más alta.
Los síntomas del ojo seco pueden manifestarse como ojos rojos, escozor, picor, sensación de que un cuerpo extraño está en el ojo, visión que fluctúa al parpadear y / o lagrimeo excesivo, especialmente cuando está al aire libre en ambientes ventosos. Para tratar el ojo seco, debes entender qué tipo de ojo seco tienes. Sigue leyendo para conocer más sobre los dos tipos principales de enfermedad del ojo seco y cómo puedes usar las herramientas básicas para tratar esta afección en el hogar.

¿Qué tipo de ojos secos tengo?
Tienes muchas glándulas pequeñas llamadas glándulas de Meibomio, que están situadas en los párpados superior e inferior de ambos ojos. Secretan una sustancia oleaginosa cerca de la base de tus pestañas. Este aceite se encuentra encima de tus lágrimas, creando una barrera a la evaporación. Si tus glándulas de Meibomio no están creando suficiente aceite como para evitar que las lágrimas acuosas en su ojo se evaporen, entonces tendrá ojo seco hiperevaporativo.
Menos común que los pacientes hiper-evaporativos, alrededor del 10% de los pacientes con ojo seco son generalmente deficientes de secreciones. El ojo seco que generalmente es deficiente en secreción se asocia a menudo con trastornos autoinmunes como el síndrome de Sjögren, lupus y artritis reumatoide, debido a la capacidad de enfermedad para dañar la glándula lagrimal.
Alrededor del 80% de los pacientes con ojo seco tienen un ojo mixto hiper-evaporativo y deficiente en agua.

Comienzo del tratamiento del ojo seco
Puedes combatir la sequedad ocular con algunas herramientas básicas:

Lagrimas artificiales
Siempre se recomiendan gotas de lágrimas artificiales sin conservantes porque no hay posibilidad de daño a la superficie ocular por los conservantes en las lágrimas artificiales estándar. Sin embargo, como regla general, no tienes que usar gotas sin conservantes a menos que las estés usando más de cuatro veces al día. También es importante tener en cuenta que no todas las lágrimas se crean iguales, varía la composición de unas a otras.

Compresas calientes
Una compresa limpia y tibia puede ayudar a suavizar el meibum, o aceite, creado por las glándulas de Meibomio. Este meibum suavizado es capaz de secretarse más fácilmente desde las tapas y mantener las lágrimas acuosas en los ojos por más tiempo, evitando la evaporación y puede lograrse fácilmente en casa. Simplemente calienta una toalla limpia o un paño con agua tibia y ponla suavemente sobre los ojos cerrados. La recomendación inicial es hacer esto por 3 a 5 minutos dos veces al día.

Adoptando una nueva rutina
La sequedad ocular es una afección crónica y los resultados son mejores si puede trabajar en la rutina diaria. Intenta echar una lágrima artificial en el desayuno, el almuerzo, la cena y antes de acostarte. Aplica compresas tibias cada vez que te laves la cara, por la mañana y por la noche. La perseverancia es la clave.

Comments

comments

(Leido 46.857 veces)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *